Al hacer una carga de lavado adecuada puedes ahorrar dinero y energía.

 

Si la máquina esta demasiado llena, la ropa en el contenedor no podrá moverse como debe ser y no podrá lavarse correctamente. Si pones muy poca ropa en la lavadora entonces estarás gastando energía innecesariamente.

 

La regla del dedo gordo para un ciclo de lavado normal: que una mano extendida debe caber entre la ropa y la tapa de la lavadora. Para ropa delicada o lana, no más de la mitad de la lavadora debe estar llena.

 

Además, debes consultar el instructivo de tu lavadora y sus recomendaciones de diferentes tipos de programas de lavado.