Consejos de lavado

Excelentes consejos para el lavado y el cuidado del ambiente

Desde separar tu ropa y seleccionar el detergente correcto hasta el secado, encuentra consejos útiles aquí.

Separado y pre-lavado de tu ropa sucia

Separado de tu ropa sucia

  • Tipos de tela: No lavar telas suaves con telas duras (lana o seda con toallas).
  • Temperatura de lavado: Preferentemente verifica la etiqueta de indicaciones con los símbolos de lavado, esto te informará la temperatura en la que cada tela debe ser lavada.
  • Nivel de suciedad: No lavar ropa ligeramente sucia o ropa que haya sido usada por poco tiempo con ropa muy sucia.
  • Intensidad de los colores (lavar solo colores): Ropa roja y negra son particularmente suceptibles a la decoloración y deberán ser lavadas juntas con prendas de colores similares. Revisar las etiquetas de instrucciones.

Pre-lavado de tu ropa sucia

  • Telas que hayan sido ensuciadas gravemente deberán ser lavadas inmediatamente. Las manchas frescas pueden llegar a ser más fáciles de remover que aquellas que ya se secaron.
  • Puedes pre-lavar las manchas con Persil Líquido Regular o Persil Líquido con un toque de suavizante. Tan sólo agrega un poco de líquido sobre la mancha y permite que penetre por un máximo de 10 minutos.

Poner una carga en la lavadora

Al hacer una carga de lavado adecuada puedes ahorrar dinero y energía. Si la máquina esta demasiado llena, la ropa en el contenedor no podrá moverse como debe ser y no podrá lavarse correctamente. Si pones muy poca ropa en la lavadora entonces estarás gastando energía innecesariamente.                                                                     

La regla del dedo gordo para un ciclo de lavado normal: que una mano extendida debe caber entre la ropa y la tapa de la lavadora. Para ropa delicada o lana, no más de la mitad de la lavadora debe estar llena.

Además, debes consultar el instructivo de tu lavadora y sus recomendaciones de diferentes tipos de programas de lavado.

Seleccionar el detergente según el tipo de ropa

Productos Persil para ropa blanca:

Persil Activo en Frío Regular Polvo

Persil Activo en Frío Regular Líquido

Los productos Persil que recomendamos para ropa de color:

Persil Color Polvo

Persil Color Líquido

Los productos Persil que recomendamos para suavizar las fibras y obtener un aroma duradero:

Persil Frescura Floral con un toque de suavizante Polvo

Persil Frescura Floral con un toque de suavizante Líquido

Dosis correcta

Encuentra las instrucciones de dosificación precisas en cada uno de los empaques de Persil.

Descubre un par de consejos útiles adicionales en esta página:

  • La cantidad correcta de detergente depende de la dureza del agua local y del grado de suciedad de los tejidos, y se pueden encontrar fácilmente en la tabla de dosificación de producto.
  • La compañía de agua te puede proporcionar más información sobre la dureza del agua. Los datos de contacto se pueden encontrar en las facturas o en Internet.
  • Si tienes una lavadora con una capacidad de más de 5 kg, encontrarás información separada para las cantidades de dosis adicionales para carga pesada en nuestros productos.

¿Cómo seleccionar el programa de lavado correcto?

Pre-lavado: Sólo es necesario para ropa demasiado sucia.

Ciclo de lavado: Selecciona el ciclo de lavado y la temperatura de lavado dependiendo del tipo de telas y el nivel de suciedad. Encuentra más información en las etiquetas de cuidado de cada prenda.

Ciclo de secado: Varios ciclos de lavado controlan automáticamente el ciclo de secado, sin embargo, reduce el tiempo del ciclo de secado (menos revoluciones) o evítalo por completo para prendas extremadamente sensibles.

Después del lavado

Retira las prendas de la lavadora tan pronto como puedas, después de haberlas lavado y sécalas. Al hacer esto previenes que la ropa húmeda cause un olor poco placentero. También puedes reducir las arrugas y ahorrar energía al momento de planchar.

Secar al sol
Preferentemente cuelga tu ropa justo después de lavar. Esto previene manchas de moho y arrugas innecesarias. Comienza por estirar la ropa cuando la cuelgues, así harás que tu tarea de planchado sea más fácil. Blusas y playeras pueden ser secadas en un gancho de ropa. Prendas de lana y de seda colócalas de manera horizontal para secar y no las expongas al sol.

Secar en la secadora
La secadora de ropa no sólo te ahorra el trabajo de colgar la ropa. Las toallas por ejemplo, se vuelven más suaves en la secadora. Pero por favor, no coloques tus prendas más delicadas en la secadora. Los símbolos de lavado te informarán si puedes colocarlas en la secadora.