Persil

Después del lavado

¿Cómo tratar la ropa después de lavar?

Retira las prendas de la lavadora tan pronto como puedas, después de haberlas lavado y sécalas. Al hacer esto previenes que la ropa húmeda cause un olor poco placentero. También puedes reducir las arrugas y ahorrar energía al momento de planchar.

Secar al sol
Preferentemente cuelga tu ropa justo después de lavar. Esto previene manchas de moho y arrugas innecesarias. Comienza por estirar la ropa cuando la cuelgues, así harás que tu tarea de planchado sea más fácil. Blusas y playeras pueden ser secadas en un gancho de ropa. Prendas de lana y de seda colócalas de manera horizontal para secar y no las expongas al sol.

Secar en la secadora
La secadora de ropa no sólo te ahorra el trabajo de colgar la ropa. Las toallas por ejemplo, se vuelven más suaves en la secadora. Pero por favor, no coloques tus prendas más delicadas en la secadora. Los símbolos de lavado te informarán si puedes colocarlas en la secadora.

Productos recomendados