Persil

Cómo eliminar las manchas de la ropa después del lavado y secado

Las manchas ocurren, pero no siempre son fáciles de detectar en nuestra ropa. Puede que rocemos con algo al pasar o que la comida gotee sin darnos cuenta. Después, metemos la ropa en la lavadora y secadora y, en el momento de doblarla, nos damos cuenta de que está manchada. ¿Está todo perdido? ¿Existe alguna manera de eliminar una mancha después de haberla lavado y secado?

Resumen de las manchas después del lavado y secado

La buena noticia es que, incluso si detecta una mancha después de haber pasado por el ciclo de lavado, generalmente, todavía puede eliminarla fácilmente lavándola de nuevo. Donde realmente aparece el problema es cuando se intenta eliminar una mancha después de haber pasado por la secadora. Cuando la ropa pasa por la secadora, la temperatura elevada con frecuencia fija la mancha, haciéndola permanente.

Manchas problemáticas después del lavado y secado

Aunque las manchas pueden hacerse permanentes después de haber sido secadas, esto no significa que siempre lo hagan. De hecho, casi cualquier mancha puede eliminarse aun después de haber sido secada si se pone suficiente empeño. Algunas manchas como la tinta, la grasa, el tinte y el aceite pueden ser particularmente difíciles de eliminar. Puede tener que tratar y lavar la ropa varias veces antes de conseguir deshacerse de la mancha.

Incluso entonces, no hay ninguna garantía. Si la mancha sigue sin salir después de varios intentos, deberá llevar la prenda a una tintorería profesional.

Eliminar las manchas después del lavado y secado: paso a paso

Cada mancha es diferente, aun así, independientemente de que trate de eliminar una mancha de mostaza, mantequilla, aceite, vino tinto o lápiz de labios, los pasos generales para hacerlo después de lavar y secar la prenda son:

  1. Elija un detergente Persil apto para el tipo de tejido y color.
  2. Si tiene muchas manchas, deje el tejido en remojo para reavivarlas.
  3. Aplique el detergente.
  4. Lave la ropa a la máxima temperatura posible.
  5. Utilice los programas intensivos y prolongados de su lavadora.
  6. Compruebe la mancha.
  7. Repita el proceso.

Elegir un detergente

Es importante utilizar el detergente apropiado. Utilice:

Tratar la mancha antes del lavado

Para la mayoría de las manchas es aconsejable elaborar una mezcla a base de detergente y agua, y poner en remojo la mancha durante al menos un par de horas. En muchos casos, la mancha deberá estar en remojo durante toda la noche. En caso de manchas de aceite y grasa, aplique el detergente sobre la prenda y déjelo actuar durante una hora aproximadamente.

Lavar y aclarar

Lave la prenda en agua tibia. Utilice la temperatura más adecuada de acuerdo con las instrucciones de la etiqueta de la prenda. Use la dosis para ropa "muy sucia" especificada en la etiqueta del detergente.

Comprobar la mancha

Después del lavado, compruebe si la mancha persiste. Si es así, repita estos pasos de nuevo. No se desanime si la mancha no ha desaparecido tras el primer intento. Las manchas secas son mucho más difíciles de eliminar que las manchas frescas.

¿Tiene que lidiar con una mancha que ha sido lavada y secada? Eso no significa necesariamente que sea imposible de eliminar. Siga estos consejos para deshacerse de las manchas que han pasado por la secadora.